Los diez mejores discos de música negra del 2010

Llegamos justo a tiempo para ofreceros como todos los años nuestra lista de discos del año, justo antes de que comencemos el 2011.

Este ha sido el repaso más difícil en lo que va de historia del Redemption. El 2010 estuvo cargado de buenos discos y acá intentamos elegir los 10 mejores -de música negra- según Sugahmama y el Bigbrotha…

Recordamos que el orden no altera el producto de la calidad… los números solamente son para llevar la cuenta ¿o es que tú te atreverías a hacer un ranking con discos tan escandalosamente buenos?

1.- Transatlantic R.P.M. – Incognito. Que el nuevo disco de Incógnito esté dentro de los 10 mejores del año es lo mismo que decir que uno de los dioses bajó y nos dio un regalo. Un disco cuidado, pulcro, sin muchos matices, eso sí, pero siempre haciendo gala de lo que la palabra acid-jazz significa. Esto es lo más clásico que podríamos haber escuchado en el último tiempo y queda de manifiesto en cosas como 1975 o la incorporación de Chaka khan y Leon Ware entre otras voces. En definitiva un disco que tienen que escuchar, a mi parecer muy superior a los últimos 2 trabajos  (BigBro)

2.- Beautiful imperfection – Asa. Con su primer trabajo nos dejó frescura y con este disco nos ofrece un sonido más maduro, y que se va alejando un poco de ese toque pop que tenía el primero. Este disco fue grabado íntegramente en Laos (Nigeria) una ciudad que ha inspirado a Asa para componer las canciones de este disco, algunas de ellas en su idioma nativo, el Yoruba. Una vuelta a las raíces africanas pero sin olvidarnos del presente. Si lo compran, no se van a arrepentir (SugahMama)

  3.- Rock Dust Light Star – Jamiroquai. Hace 5 años que Jay Kay no nos regalaba nada. En lo personal sus últimos dos discos me habían alejado un poco del músico inquieto de los años 90, pero Rock Dust Light Star es un discazo por donde se le mire, creo que con él muchos volverán al affair con el británico. Una joya del Disco-funk, cargada de energía y positivismo que se viene a poner casi a la par de sus tres primeros discos.  Los puntos altos, definitivamente, son la cuidada voz de JK -fina y correcta- y las líneas de bajo más potentes que he escuchado en el último tiempo. Y es que el bajista, Paul Turner, se luce en la interpretación, trayendo de vuelta la esencia de lo que forjó en sus tiempos Stuart Zender en el grupo. White Knuckle ride y Smoke and mirrors son rolones que no podrás escuchar sin explotar en ansias de baile ¡¡Vayan y bájenlo, róbenlo cómprenlo ya!! (BigBro)

4.- Fellowship – Lizz Wright. Tener a esta mujer delante cantando en directo es impresionante, es una mujer poderosa así como también lo es su voz profunda. Tiene ese toque que hace que recuerdes a las grandes del jazz y que pienses, sí, ella también es una de las grandes voces de esta década que estamos a punto de dejar. Este disco tiene un poquito de todo, y cuando digo que tiene un poco de todo es que prácticamente fusiona muchos de los estilos de la música afroamericana y estadounidense, desde el Jazz hasta el Gospel, pasando por el Blues o incluso el Country. Y lo hace de una forma elegante. Por eso este disco está aquí en esta lista, por su riqueza, y por la energía positiva que transmite (SugahMama)

5.-I learned the hard way – Sharon Jones & The Dap Kings. Mientras escuches este disco no podrás quitarte de la cabeza esos bajos tan funkys, no podrás dejar de inundarte de buen rollo…  Si ya lo has escuchado, sabrás de lo que hablamos. Y es que de principio a fin, nos enamoramos de este disco en la primera escucha y en las siguientes. Porque Sharon Jones con The Dap Kings, son de los pocos artistas que hoy en día consiguen ese sonido tan limpio y que recuerda tanto a los grandes de los años setenta. Porque muy pocos saben volver al sonido del pasado sin miedo y hacerlo tan bien. Me quedo sin duda con Better things to do para acabar el año (SugahMama).

6.- How i got over – The Roots. Ya no me sorprendo cuando escribo acerca de estos rappers y me veo poniendo una y otra vez que se han despachado un tremendo disco o que son la mejor banda de hip hop en vivo del momento o cosas así. Melodías pegajosas, pulcro fraseo de BlackThough y una amplia gama de opciones sostenida en la capacidad instrumental del grupo y la creatividad de Ahmir Thompson. Los Roots son EL grupo de rap del momento y este es un disco sólido sin puntos bajos. Me gustan Right on y How i got over… vean esta presentación en el Late Night de Jimmy Fallon, donde BlackThought se disfraza de James Brown (BigBro)

o directamente la versión del video oficial.

7.- New Amerykah Part 2: The return of the Ankh – Erykah Badu. Ya lo avisó cuando sacó New Amerykah Part 1 (4th World War): Este disco ¡ba a ser mucho más emocional. Mientras que la primera parte era un mensaje más político y que nos sumergía en los orígenes de su raza, en este Badu vuelve a hablarnos de amantes, de historias intensas y de encontrarse a una misma, de misticismo y de su Baduizm ahora complementado con nuevas ideas del mundo moderno… Y como siempre, lo hace rompiendo moldes. Y si no ¿cómo es posible que en You loving me pueda dejarte sin aliento en tan solo un minuto? Es dificil quedarse con un tema, pero para mí es Out my mind, una obra espejo con Green Eyes (de Mama´s Gun) con la misma estructura y mensaje que es más que sublime y que cuenta con la producción de James Poyser y Georgia Anne Muldrow. En definitiva, un disco perfecto. No dejen de perderse tampoco el diseño del interior del disco, es una delicia (SugahMama)

8.- 16 Pièces – Hocus Pocus. Ya hemos hablamos de cómo se ven en vivo. A lo mejor esta es la elección más personal de la lista, pero lo que hacen estos franceses es de un gusto musical que no se ve tan seguido. El groove está presente en el disco de principio a fin y se despachan varios temas que me revientan la cabeza. Un cuarto disco que viene a posicionarlos en un sitial de honor, para dejar atrás la chapa de grupo nuevo o revelación, 16 pièces cuenta con un peso específico que, estoy seguro, con el tiempo se premiará.  Definitivamente, este es el tema del disco: Beautiful Losers (BigBro)

 9. – Soldier of Love – Sade. No podíamos olvidarnos de la vuelta de una de las grandes después de diez años desde su anterior trabajo de estudio. Ha vuelto a lo grande, y la espera de este gran icono del R&B ha merecido la pena. Y es que es como esa diva que no puede faltar en tu discografía, seas de la generación que seas. Muchos lo saben e incluso este año varios raperos han dejado caer que querrían colaborar con esta artista, a lo que la señorita Sade ha dicho, no voy a hacer colaboraciones pero podéis utilizar mis samples. Elegante y concisa. Y es que Sade no es Erykah Badu, y no la imagino haciendo rap, si no haciendo lo que hace, llenando de emociones a todos los que la escuchan… Este disco tiene canciones poderosas y también tiene esas canciones que hacen que te sientas mecido y que te pongas en un estado melancólico. Es ideal para una tarde tranquila, para pensar, para hacer el amor, para todo… (SugahMama)

10.- Al llegar al último puesto nos encontramos con dos discos en cada mano…  y como esto no es el ejército ni un sitio con rigurosidad periodística (de hecho NO somos periodistas) decidimos incluir ambos, escuchenlos y decidan, cuál está mas bueno?!:

Lady Killer – Cee Lo Green. Este disco es un culto al pop desde la perspectiva de la música negra. El gordito nos presenta su tercera placa solista y las mismas ganas de siempre de crear cosas inteligentes, con letras irónicas. Lady Killer es un viaje dinámico y vertiginoso por la mente de este multifacético hombre.

Cee Lo Green es una máquina de hacer singles y este disco es un puñado de buenos temas de engañoso simplismo. Destacan Fool for you –con el gran Philip Bailey-, la fuerza y melodía de I want you, la melodramática y desgarradora No one´s love you y por supuesto uno de los singles del año… simplemente Fuck You.

Sir Lucious Left Foot: The Son of Chico Dusty – Big Boi. La mitad de Outkast se demoró más que su socio en sacar un disco como solista –más de la cuenta para algunos- pero creo que el tiempo de espera valió la pena, a diferencia del señor Andrè3000, Big Boi llega sin pretensiones pero consiente de no tener que demostrar nada a nadie. Me gusta Fo Yo Sorrows, donde se da el lujo de invitar, ni más ni menos, que a George Clinton, un tema muy Outkast de los años 2000, en ese sentido el disco no es nada nuevo, si no que una reaparición sólida con un par de baladas, como por ejemplo Be still, donde la linda Janelle Monáe le devuelve la mano por lo de Tightrope. Recomendado 100%, se digiere bien, se disfruta y se añoran los tiempos en que el dúo era DúO (BigBro)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s