Esto es un gran festival

[>] Balls & Chain – Janis Joplin

Este pasado verano, se ha visto el intento de reproducir un gran festival de música en España. A pesar de que en verano los festivales se crían como setas, porque muchos han visto el gran negocio que hay detrás, me da la impresión de que estos grandes festivales no reflejan nada del espíritu que transmitían los grandes festivales del pasado. No hay más que ver los carteles para saber que no tienen nada que ver.

Algunos festivales de música del pasado, permanecen aún en las mentes. Eran tiempos de revolución, eran tiempos para que la juventud alzara la voz. Pero estos festivales son olvidados por las nuevas generaciones, que a menudo se desviven por grupos que como mucho tienen un éxito asegurado de dos años, gracias al monstruo de la industria de la música.

Uno de los grandes festivales, del que hoy quiero hablar aquí, fue el Festival Pop de Monterrey, en California, que tuvo lugar durante los comienzos del verano de 1967. Y como la fecha nos puede evocar, eran tiempos en los que la cultura hippie, la liberación, el amor, los comienzos del feminismo y la lucha contra la guerra eran algo muy presente en la sociedad estadounidense y por ende en el resto del mundo. Una cultura que tendría grandes influencias en las generaciones posteriores.

El festival fue organizado entre otros por los Beatles y fue la plataforma de lanzamiento para muchos artistas que ahora son considerados grandes influyentes de la Historia de la música. Tal es el ejemplo de Janis Joplin, que había viajado con su banda buscando nuevas posibilidades en la música, una mujer que con su desgarradora voz impactó en la audiencia de tal manera, que el mundo del rock ya no volvería a ser el mismo. O tal fue la aparición de Jimi Hendrix, que había triunfado en Europa y aún no era demasiado conocido en su país natal. Jimi Hendrix presentó un espectáculo que dejó boquiabierto al público. Tocó la guitarra en su espalda, tocó acordes con sus dientes, simuló tener relaciones sexuales con su propio amplificados y finalmente quemó la guitarra y esparció sus restos sobre la audiencia. Nada igual se había visto antes en Estados Unidos.

Otros artistas también pasaron por allí (Aretha Franklin, The Who…) y un jovencísimo Otis Redding, que ganó el favor del público y se hizo conocido allí tomando fama entre los oyentes de pop, aunque lamentablemente seis meses después muriera en un trágico accidente.

El festival fue filmado en una gran película filmada por D.A. Pennebaker que fue capaz de transmitir el espíritu que se respiraba en aquel gran evento. En resumen, esto sí es un gran festival. No se dejen engañar.

Les dejo con la actuación de Janis Joplin, impresionante, para ser la primera vez que actuaba en un gran festival.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s